Rosenfeld y los wireframes

Como ya va acumplir un año, me acordé de esta entrevista a Christina Woodke que le hizo Lou Rosenfeld, en donde tiene una cita genial a propósito de los wireframes y la delgada línea que los separa del diseño gráfico (perdón por el idioma):

“Christina: If you’ve ever seen a wireframe, it’s not too surprising there is a lot of friction between IAs and designers. Most wireframes are grayscale designed web pages. And then the IA says there is no design… Well, I can’t say I’m surprised that designers are mad at us. We’ve stolen the fun part of the problem, and left them with nothing more than color and font selection. Not exactly satisfying.”

¿Es realmente así? Quiero decir, ¿es verdad que nos estamos metiendo en su terreno y que sólo les queda pintar? Yo no estoy de acuerdo. Hay veces en que uno se esmera mucho y saca wireframes realmente bonitos, pero obviamente no son el diseño final. Y hay mucho de interpretación y adaptación que sólo un diseñador profesional puede aportar. Es como decir que el arquitecto le quita el trabajo a los diseñadores de interiores sólo porque ya ha hecho una maqueta.

Pero sí es realmente necesario que nuestros wireframes no se limiten a unas cajas y círculos con indicaciones, ya que mientras más trabajado esté, mejor lo entenderá el cliente y nuestros compañeros en el proyecto. Creo que en esto hay mucho de diseño de información y esa sí que es una disciplina compartida. No creo en las parcelas de conocimientos ni en “terrenos” exclusivos de ciertos perfiles dentro de un equipo de diseño web, aquí se trabaja en equipo y un site debe ser la suma de todas las experiencias y conocimientos de quienes han intervenido en él. Entonces, ¿qué más da que mis wireframes tengan “algo” de diseño o que un director de arte sugiera una navegación? Yo creo que más bien es positivo.