Nunca descuides a un Early adopter

Lo que viene a continuación es pura especulación y no está sustentado en ningún estudio. Pero aquí lo dejo por si no tienes nada mejor que leer :-)

En su libro Diffusion of Innovations, de 1962, Everett Rogers planteaba una teoría sobre la aceptación de las tecnologías en la sociedad. Básicamente, venía a proponer que hay distintos tipos de individuos que pueden clasificarse según su disposición a adoptar una nueva tecnología.
Y esto, lo describe con una curva tal que así:
Curva de difusión de las innovaciones

La línea azul marca los grupos sucesivos de consumidores adoptando una nueva tecnología y la amarilla, su cuota de mercado.

Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Diffusion_of_Innovations

Es verdad que la teoría se basa en trabajos previos que se remontan hasta finales de 1800, pero no es eso lo que nos ocupa ahora.

Los innovadores son aquellos que prueban cualquier cosa, normalmente estando en contacto con quienes las producen (beta testers) y asumen riesgos (como que la tecnología sea un fracaso).

Los early adopters, en cambio, tardan un poco más, pero son quienes pagan por la tecnología, son líderes de opinión en sus círculos cercanos, tienen un alto nivel académico y racionalizan más el porqué adoptan una cierta tecnología. O sea, son menos frikis que los innovadores y tienen más amigos.

Por eso son muy interesantes desde el punto de vista comercial. Y esto no es baladí, ya que para que una tecnología acabe siendo adoptada por el conjunto de la sociedad deben pasar unos cuantos años y para ello, debe haber sido financieramente rentable (si no, no se mantiene tanto tiempo).

Ahora mismo te estarás preguntando a dónde quiero ir a parar con todo esto ¿no? Pues es bien fácil: si pretendes que una nueva tecnología, producto o servicio se transforme en masivo, no debes descuidar a tus early adopters o se transformarán en tus peores enemigos. Y los contenidos, aquello que da sentido a la tecnología, son vitales para esto.

Este es un post, como habrás adivinado, para la industria de los contenidos. Así que si esto te interesa, sigue leyendo. Si no, al menos has aprendido de dónde viene la expresión de early adopter y que Everett es un nombre que existe.

Vamos por partes…

Los early adopters tienen un perfil bastante definido:

  1. No tienen problema en gastar dinero
  2. Quieren contarle a todo el mundo lo que hacen con sus nuevos cacharros/servicios
  3. Están dispuestos a ayudar a quienes quieran adoptar la tecnología
  4. Saben que son un poco conejillos de indias, pero no les importa
  5. Siempre quieren más…

Y es en este último punto donde hay que detenerse especialmente. Un early adopter es alguien que al poco de estar probando una tecnología, quiere hacer más cosas con ella. Quiere más funcionalidades, más modelos, más capacidad… necesita satisfacer su necesidad de novedad. Sobre todo si la tecnología ha comenzado a calar en las siguientes capas de la población.

¿Y qué pasa si no lo obtiene? Pues que saca a relucir su puntito de innovador (todo early adopter tiene uno oculto) y se busca las castañas. Aquí es donde entran en juego la participación en foros, la búsqueda de actualizaciones no oficiales, etc. Es decir, se fomenta el hackeo. Porque si un early adopter tiene, pongamos por caso, un iPad y todo el mundo comienza a tenerlo, necesita hacer más cosas que los demás. Esto es lo que mantiene su estatus. Y ojo, porque si no olvidas los puntos 3 y 4 de la descripción de arriba, verás que es cuestión de dos telediarios que comience a contarles a sus amigos de la early majority cómo sacarle más partido a la tecnología.

¿Es esto malo? Sin lugar a dudas, no. Rotundamente no. Peeeero, si te olvidas de esto y estás en la industria de los contenidos, puedes cagarla enormemente. Hay grandes ejemplos en la historia reciente, que han llevado a soluciones e incluso leyes, bastante chapuceras y cortas de miras.

  • Caso 1: Los queridos MP3.
    Sale una nueva tecnología, allá por los inicios de los ’90. Se desarrollan reproductores, cada vez más sofisticados, software de codificación y se mejoran las capacidades de almacenamiento. Pero, no hay contenidos suficientes para satisfacer tanto a esos early adopters que quieren siempre más. ¿Qué hacen? Pues se ponen a codificar sus discos y a compartirlos con todo el mundo. Y la industria discográfica, en lugar de ver una oportunidad, se queda llorando en su esquina mientras los consumidores se las componen por su cuenta.
    Probablemente si a medida que se difunde la tecnología hubiese habido un desarrollo adecuado de la oferta de contenidos, tanto en cantidad como en precio, los early adopters nunca hubiesen ido por el lado de buscarse la vida para llenar sus preciosos aparatos y, mejor aún, no habrían ayudado, aconsejado, guiado, a nadie para hacerlo también.
  • Caso 2: Televisión digital del pago.
    De pronto te ofrecen la posibilidad de tener televisión de calidad (vale, es discutible) en lugar de conformarte con lo emitido en antena. Y para ello, tienes que usar un cacharro con nombre muy tentador: decodificador. Saltan los early adopters como moscas a la miel. El problema es que muy pronto, se dan cuenta de que el precio que tienen que pagar es exagerado para la calidad de los contenidos que reciben y que además, la oferta no aumenta con la velocidad que ellos quisieran. ¿Qué hacen? Pues buscan innovadores que desarrollan sofisticados sistemas de hackeo de las tarjetas codificadoras para poder saltarse las barreras y acceder a la totalidad de contenidos, pagando lo mismo que antes. La industria, en una exhibición de ceguera generalizada, mantiene su política y dedica sus esfuerzos en mejorar la encriptación de la señal… en lugar de hacer una oferta más atractiva y asequible. El resultado: ante la llegada de una nueva tecnología (TDT), ve como aumenta sin cesar el número de bajas de abonados, probablemente todos ellos early adopters.
  • Caso 3: Libros electrónicos
    Me repito un poco con el post anterior, pero creo que vale la pena. Bien, vamos allá: se crean las pantallas de tinta digital, se comienzan a comercializar en la primera mitad de esta década los lectores de libros digitales y se popularizan rápidamente debido a su precio asequible. Y a los early adopters, claro. ¿Y qué hace la industria editorial? No avanza con la rapidez necesaria, pone precios absurdos a sus libros electrónicos, pone a la venta una cantidad lamentable de títulos, no los comunica bien, etc. ¿Y los early adopters? Una vez más, se buscan la vida y se organizan auténticas redes de escaneado y distribución gratuita de libros.
  • Caso 4: Vídeo digital
    ¿De verdad tengo que contarlo? Pues es lo mismo que con el MP3, pero con imágenes. La misma sucesión de acontecimientos y las mismas reacciones patéticas de la industria. Sólo que 10 años más tarde. ¡¡Hubo 10 años de diferencia y la industria no aprendió nada!!

Resumiendo…

  • Señores creadores de tecnologías: preocúpense de comunicar sus innovaciones a la industria con tiempo, para que tanto innovaciones como contenidos y mercado, vayan de la mano. Si eso, échenles una mano para entender el nuevo modelo y adaptarse.
  • Señores de la industria de los contenidos: Manténgase al tanto de lo que se está estudiando y creando en materia tecnológica y echen a volar la imaginación para ver cómo sacarle partido, sin penalizar a los consumidores. Contraten early adopters como consejeros y estén atentos a lo que les sugieran.

Resumiendo aún más…

Acepta la innovación, innova tú también y no maltrates a tus consumidores.

6 Trackbacks

  1. […] This post was mentioned on Twitter by runsoftware, Juan Andres Milleiro. Juan Andres Milleiro said: Y mi lectura recomendada de la semana para absolutamente todos ustedes es 'Nunca descuides a un early adopter' : http://bit.ly/eTcVib […]

  2. […] “Nunca descuides a un Early adopter”. Por JMarquez. […]

  3. Por La semana en los blogs CCXXXIX | NotiGeek en 28 febrero 2011 a las 23:10

    […] “Nunca descuides a un Early adopter”. Por JMarquez. […]

  4. […] mi experiencia como “early adopter” y amante de la tecnología, debo confesar que mis hábitos de vida se ha transformado […]

  5. […] comienzos de julio hasta la semana pasada “ilustra qué tan rápido puede darse el paso de la fase de ‘innovador’ y ‘early adopter’, a la de ‘mayoría temprana&#821…“, explicó Heather Dougherty, directora de investigación de Hitwise. También anotó que los […]

  6. […] a comienzos de julio hasta la semana pasada “ilustra qué tan rápido puede darse el paso de la fase de ‘innovador’ y ‘early adopter’, a la de ‘mayoría temprana’ y ‘mayoría tardía…. Share this:TwitterFacebookLike this:LikeBe the first to like this […]

One Comentario

  1. kikito

    Y yo añadiría – libreros, muevan ficha pronto.

    Comentado 25 febrero 2011 a las 09:53 | Permalink